Noticias

Prueba 2
VRAEM: EL COLEGIO DE INGENIEROS DEL PERÚ TENDRA SEDE EN PICHARI…!!
HUANTA: PUENTE VEHICULAR INTERREGIONAL CHALLHUAN AVANZA A PASO SEGURO…!!
HUANTA GANA POR 3ERA VEZ CONSECUTIVA EL PREMIO NACIONAL «SELLO MUNICIPAL»…!!
Los diez hechos 2021 del cine peruano

Familias protegidas. El Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento (MVCS) construyó en lo que va del año 10,868 viviendas bioclimáticas Sumaq Wasi, en beneficio de las familias de zonas rurales en situación de pobreza extrema, y que ahora estarán protegidas de los efectos de las heladas y el friaje.

Para la edificación de estas unidades, el MVCS destinó a través de su Programa Nacional de Vivienda Rural un total de 298.8 millones de soles.

Resaltó que las viviendas bioclimáticas construidas en lo que va del año beneficiarán con mejores condiciones de habitabilidad a cerca de 43,500 personas de las zonas rurales de Áncash, Apurímac, Arequipa, Ayacucho, Cusco, Huancavelica, Ica, Junín, La Libertad, Lambayeque, Lima, Pasco, Puno y Tacna.

Para este año, el MVCS informó que tiene como meta construir un total de 16,415 Sumaq Wasi a escala nacional.

Las familias beneficiarias no realizan pago alguno, sino que participan en la construcción de sus viviendas, organizados en núcleos ejecutores, que cuentan con la asistencia técnica y el financiamiento del MVCS.

De otro lado, el MVCS también viene implementando el programa Viviendas Saludables, que busca mejorar las condiciones de las viviendas en las zonas rurales del país, a fin de garantizar el mantenimiento de la higiene y la calidad de vida de las familias.

La estrategia, a cargo del Programa Nacional de Saneamiento Rural (PNSR) del ministerio, se desarrolla con la participación de la población organizada en 100 centros poblados en nueve regiones del país. Estas son Amazonas, Ayacucho, Cajamarca, Junín, Loreto, Piura, Puno, San Martín y Ucayali.

Una “vivienda saludable” tiene como objetivo lograr que la familia ordene y distribuya adecuadamente los diversos ambientes de su hogar para el bienestar y la salud de sus integrantes. Con la correcta disposición de los espacios se propicia el hábito de la limpieza y el orden en las casas, aprovechando los recursos naturales y materiales con que dispone la familia. Su ejecución ha contribuido a disminuir la desnutrición en la población, especialmente en niños y niñas.

Estas viviendas están dirigidas a familias en situación de pobreza y pobreza extrema de las zonas afectadas por las heladas y el friaje.

Por su diseño, las Sumaq Wasi, palabras quechua que significan “casa bonita”, captan el calor del sol durante el día y lo conservan durante la noche, aumentando la temperatura al interior hasta en 14°C en las épocas más frías del año, con lo cual se mejora la calidad de vida de las familias beneficiarias.

De acuerdo a la región donde se ejecutan, las Sumaq Wasi varían en su diseño adaptándose a las condiciones climáticas y geográficas de cada zona de intervención.