Incidentes de violencia se registró durante paro de transportistas.

Vehículos quedaron varados en la Vía Libertadores, mientras que otras unidades fueron pinchados sus llantas.

 

El primer día de paro del gremio de transportistas en la ciudad se acató en medio de incidentes de violencia y vulneración de los derechos de las personas. Bloqueos de vías de comunicación, quema de llantas, ataque a vehículos y enfrentamientos con los efectivos policiales se observó durante el desarrollo de esta jornada.
Desde horas de la madrugada, piquetes de manifestantes se dispersaron a puntos estratégicos de ingreso y salida de vehículos de Huamanga, los cuales fueron bloqueados para impedir el tránsito de los vehículos.

La Vía Libertadores fue una de las vías bloqueadas, los manifestantes colocaron rocas y palos, además quemaron llantas, situación que provocó que decenas de buses interprovinciales y otros vehículos provenientes de la ciudad de Lima queden varados, mientras que los pasajeros, con equipaje en mano, tuvieron que completar su viaje caminando. En la misma situación estuvieron las carreteras de salida hacia el sur y hacia Huanta y el Vraem, los cuales fueron completamente bloqueados.
Asimismo, piquetes de manifestantes se dispersaron en la ciudad y muchos de estos cometieron excesos, ya que arremetieron contra los vehículos que circulaban ponchando las llantas e incluso se registró que algunos resultaron con las lunas y parabrisas rotas.

En otro punto, también se registró un enfrentamiento con efectivos de la policía cuando intentaban mantener la calma y tranquilidad. Incluso, pequeños grupos arremetieron contra los hombre de prensa que cumplían su función de informar sobre los desmanes cometidos.
Pese a ello, los dirigentes manifestaron que todo esto sería producto de infiltrados.