Noticias

¡GRANDE, PIRATA!
CAMPAÑA A COMER PESCADO
𝗦𝗲 𝗮𝗰𝗲𝗿𝗰𝗮 𝗲𝗹 𝗲𝘅𝗮𝗺𝗲𝗻 𝗲𝘅𝘁𝗿𝗮𝗼𝗿𝗱𝗶𝗻𝗮𝗿𝗶𝗼. ¡𝗜𝗻𝘀𝗰𝗿𝗶́𝗯𝗲𝘁𝗲 𝘆𝗮!
📢𝐂𝐎𝐌𝐔𝐍𝐈𝐂𝐀𝐃𝐎
𝐿𝑜 𝑢𝑙𝑡𝑖𝑚𝑜

Más de 50 mil habitantes de distritos aledaños a la cuenca Coata, uno de los ríos que desemboca en el lago Titicaca, sufre las consecuencias de la contaminación por aguas servidas y metales pesados desde el 2015. Tras varios intentos fallidos de diálogo, este lunes 15 de noviembre reiniciaron una huelga indefinida para exigir remediación y recuperación ambiental, luego de dos protestas realizadas a fines del 2020 y junio de este año.

“Exigimos la ejecución de proyectos de saneamiento básico, descontaminación y recuperación ambiental de los ríos Coata, Torococha y del lago Titicaca. Las autoridades tienen la obligación de proteger la salud humana”, reclamó Félix Suasaca, presidente del Frente de Defensa Unificado Contra la Contaminación de la Cuenca Coata y el Lago Titicaca.

La medida de lucha comenzó la medianoche de este lunes 15 de noviembre, donde comuneros y dirigentes se ubicaron en diferentes puntos de la carretera Puno a Juliaca para bloquear el paso, luego de que se frustrara la inauguración de una mesa de diálogo con la PCM el pasado viernes 12 de noviembre.

Suasaca advirtió que la población seguirá en huelga hasta que el mismo presidente, Pedro Castillo, vaya a la cuenca Coata, vea la contaminación de primera mano y asuma así compromisos concretos con cronograma y presupuesto para dar fin a la contaminación medioambiental que afecta la cuenca Coata y el lago Titicaca.

Pese a que Juliaca es una de las ciudades más grandes en Puno con más 300 mil habitantes, no cuenta con una planta de tratamiento de aguas servidas, por lo que estas aguas residuales son vertidas al río Torococha y esta a su vez confluye al río Coata, a su paso también arrastra residuos sólidos que fluyen del botadero ubicado cerca de este río. Por ello, en su primer día de paro indefinido, un grupo de ciudadanos afectados llegaron hasta la avenida Circunvalación en la ciudad de Juliaca, para cerrar con piedras y tierra el río Torococha y así evitar la contaminación del río Coata y del lago Titicaca.