Reforestar para prevenir desastres

Inundaciones, deslizamientos, huaicos y erosión del suelo son eventos que suelen ocurrir en nuestro país debido a su topografía escarpada y a la alta variabilidad de la precipitación.

Un ejemplo de ello es el Fenómeno El Niño, que ha afectado a más de un millón de personas y causado pérdidas por más de 9 millones de dólares. El último evento de este tipo fue El Niño Costero del 2017, que ocasionó gran destrucción en el norte del país.

En el contexto del Día Internacional para la Reducción del Riesgo de Desastres, el proyecto Infraestructura Natural para la Seguridad Hídrica, junto con la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios y el Centro Nacional de Estimación, Prevención y Reducción del Riesgo de Desastres, organizaron un concurso de fotografía que buscaba evidenciar los riesgos de desastre que enfrentamos y la importancia de priorizar la conservación y recuperación de los ecosistemas para reducir la vulnerabilidad de las poblaciones ante los desastres.

“Entre los temas que ha abordado el concurso se encuentran los saberes ancestrales, la resiliencia comunitaria, los diferentes riesgos de desastres que enfrentamos, los ecosistemas críticos para reducirlos y el tema del liderazgo de la mujer en la gestión de riesgos de desastres”, indicó Fernando Momiy Hada, director del Proyecto Infraestructura Natural para la Seguridad Hídrica, liderado por Forest Trends.